Pasión de multitudes

La pasión por el rock y el fútbol para muchos van de la mano y en la mayoría de los casos se entrecruzan.  Muchos artistas dedicaron sus canciones a jugadores, a equipos del cual son simpatizantes o simplemente manifiestaron su amor por este deporte llamado “fútbol”.

Es la unión de la pasión por la redonda musicalizada con los decibeles de una banda en su mayoría, de rock and roll. A continuación, presentamos una breve recopilación de algunos músicos rockeros argentinos que han demostrado, a través de sus canciones, su fanatismo por un club o por un jugador determinado y, en otros casos, cuentan alguna anécdota personal relacionada con la pelota.

Los Cafres / “Capitán pelusa” (Suena la alarma, 1997).

Esta canción es un homenaje a Diego Armando Maradona y “Pelusa” era el apodo que tenía Diego cuando era niño. Cuando Los Cafres editaron este disco, también estrenaron su lado cinematográfico con originales ideas visuales que parodiaban la alegría de un Maradona “medieval”. Estas imágenes que se pueden disfrutar en el video del tema.

2 Minutos / “Domingos” (Novedades, 1999).

Si se piensa en punk y fútbol argentino ninguna banda más significativa que 2 Minutos y, en particular, la letra de esta canción que refleja una escena tan argentina como los días domingos de fútbol. También habla del tradicional almuerzo familiar tanto de pasta o asado y luego, ese partir hacia la cancha con los muchachos. La combinación perfecta del argentino tradicional, fútbol y familia.

Norberto “Pappo” Napolitano

Muchos pueden creer que Pappo simpatizaba por Argentinos Juniors por ser del barrio de La Paternal, pero lo cierto es que el músico fallecido en el 2005 era hincha de San Lorenzo. De todas formas, le gustaban más los autos que el fútbol. Era fanático de la marca Chevrolet.

 

Carlos “El Indio” Solari

El Indio es fanático de Boca Juniors, más allá de que algunos señalen que su cercanía con La Plata lo hiciera hincha de Gimnasia. Su jugador preferido es Juan Román Riquelme a quien alguna vez le dirigió este mensaje: “ Vos sabés que yo no soy técnico, pero disfruté mucho del tiempo que jugaste, ni hablar de las maravillas que te he visto hacer en el campo de juego. Para mi sigue siendo un juego jugar a la pelota, como más de una vez te he escuchado decir a vos. Te quiero sin conocerte”.

Tiempo después se le dio la oportunidad. Se conocieron en un palco de la Bombonera en el año 2013 cuando el jugador invitó al músico y desde ahí, pudieron verse algunas veces más.

 

FOTO-2

 

Los Fabulosos Cadillacs / “La marcha del golazo solitario” (La marcha del golazo solitario, 1999).

Vicentico, el líder de Los Fabulosos Cadillacs es un ferviente hincha de San Lorenzo y no es extraño verlo alentando al Ciclón sentado en una de las tribunas del Nuevo Gasómetro. En el noveno trabajo discográfico de la banda compusieron esta marcha futbolera algo ortodoxa pero que no deja de lado las influencias ska, para homenajear a la pelota y al fútbol en general.

 

Attaque 77 / “Sola en la cancha” (Dulce navidad, 1989).

El sueño de casi todos los chicos futboleros es encontrar una novia que sea tan fanática de la pelota como ellos. Attaque canta en este tema de su albúm debut, sobre una chica de ensueño que nadie puede alcanzar y que su amor lo entrega al fútbol. En los estadios, siempre hay una chica hincha que destila belleza y amor por los colores del club. Nada es imposible como dice el refrán, uno se puede enamorar en los recitales pero también en los partidos.

Gustavo Adrián Cerati Clark

Cerati no era muy futbolero pero una vez declaró: “Soy de Racing pero poco fútbol porque tuve mucha decepción durante mucho tiempo. Tal vez ahora lo recupere, que andamos bien”. Así se definía como hincha de La Academia la voz de Soda Stereo en 1993. Pudo verlo campeón del Torneo Apertura en el 2001 donde salieron campeones despues de 35 años con Reinaldo “Mostaza” Merlo. Para el próximo triunfo ya no pudo, Racing salió otra vez campeón en diciembre del 2014 de la mano de Diego Cocca y Gustavo Cerati falleció el 4 de septiembre de ese mismo año.

Los Twist / “El cinco en la espalda” (El cinco en la espalda, 1994).

Antonio Ubaldo Rattín fue un mediocampista, un número 5 que brilló en Boca Juniors entre 1955 y 1970 y en la selección Argentina. Su historia está íntimamente ligada al mundial de fútbol en Inglaterra de 1966. Un sospechoso partido en que Argentina enfrentaba al anfitrión por la segunda ronda del torneo. En ese partido, Rattín fue expulsado por una jugada que el árbrito alemán Rudolf Kreitlein no entendió bien o le pareció sospechosa. Enojado por la sanción, el jugador argentino se sentó en la alfombra de la reina (sin saber que era la alfombra real) y estrujó una bandera británica. Pippo Cipolatti, cabeza de Los Twist y fanático de Boca le rinde homenaje a este gran ídolo boquense con esta canción cuya letra y  música, es desopilante como el mismísimo Cipolatti pero que refleja el talento y el profesionalismo de este jugador. La tapa del disco, no es nada más y nada menos que de color azul y amarillo.

Joaquín Levinton 

Es quizás el más fanático de River Plate despues de Luis Alberto Spinetta y Charly Garcia. Compuso la canción “Yo soy de River Plate” pero no esta dentro de ningún disco de Turf ni de su banda transitoria Sponsors. Joaquín venía pensando en hacerle una canción a River pero el descenso de su amado club, fue lo que lo marcó para dedicarle un tema y demostrar que no hay que bajar los brazos, que hay que estar en la buenas y en las malas. Al comienzo de la canción la letra dice: “River Plate, aunque ahora las cosas no nos vayan bien, es indiscutible que mi corazón, sera rojo y blanco como mi cajón…”. El tema cuenta con un video casero que esta impregnado del sentimiento agridulce de amar a un club y a la vez, de sufrir por estar viviendo lo peor que le puede pasar a un equipo de fútbol, irse a la B.

El fanatismo de Joaquín llegó a tal punto que una vez confesó que en la  época en la que estaban muy mal, antes de irse la B, usaba un pantalón corto arriba del jean y una remera de River arriba de la campera. Momentos de dolor fueron compensados, por ejemplo, por la misma hichada de River que tomó el ritmo de la canción “Pasos al costado” de Turf para un cántico futbolero.

El músico también mostró su admiración por el ex jugador Ariel Ortega y contó que le hará un tema a Marcelo “Muñeco” Gallardo y quizás porque no, a su actual presidente Rodolfo D´Onofrio.

FOTO-3

 

Andrés Calamaro /  “Maradona”  (Honestidad Brutal, 1999).

En este disco de Calamaro aparece esta canción que dicen que es uno de los mejores homenajes musicales recibidos por el astro Diego Armando Maradona y fue compuesta en uno de los tantos momentos difíciles que paso Diego. El tema retrata el lado personal del futbolista desde la vista de un amigo con hermosas palabras: “Es un ángel y se le ven las alas heridas, es la biblia junto al calefón, tiene un guante blanco calzado en el pié, del lado del corazón…”.

Su otro amor futbolero es Independiente. “Yo soy del rojo porque el mundo me hizo así” dijo el ex líder de Los Rodriguez y de Los abuelos de la nada. Calamaro nunca ocultó su fanatismo por Independiente y cuando el equipo se fue a la B en el 2013 tiró: “Un año en el infierno para visitar amigos”. Para el músico Ricardo “Bocha” Bochini fue el primer jugador  fuera de serie que vio desde que comenzó a seguir al Rojo. Es hincha de este club a muerte y también podemos decir, que es un amor declarado sin pudor

Rodolfo “Fito” Páez / “Ahí voy” (Abre, 1999).

Fito es un símbolo de la ciudad de Rosario y entre Newell´s Old Boys y Rosario Central se inclinó por la “otra” camiseta azul y amarillo. Confesó que antes de conocer la cancha de Central una familia amiga lo llevó un par de veces a la cancha de Newell´s  pero Fito resaltó que desde la primera vez que pisó al Gigante de Arroyito sintió algo diferente, él lo llamo “cálido” y dijo desde entonces que ese era su lugar en el mundo.

A los hinchas de Central se los llama “canalla”. Durante los años 20´ surgió una anécdota que se volvió marca registrada para el fútbol rosarino. En cierta ocasión, la comisión de damas del Hospital Carrasco decidió organizar un clásico a beneficio de los enfermos del Mal de Hansen (lepra). Newell’s aceptó de inmediato la propuesta, por lo que a partir de ahí sus hinchas fueron bautizados como los “leprosos”. Rosario Central rechazó el desafío, lo que motivó que fueran recordados como los “canallas”. Igualmente no podemos dejar de mencionar que hay numerosas versiones por el origen de los apodos.

Fito Páez en la canción “Ahí voy” afirma a viva voz su pasión por el canalla a través de una sutil poesía. Más de una vez se lo vio salir a tocar con la camiseta  puesta o flameando la bandera o el “trapo” de Central y otras tantas, dando el presente en los partidos junto a sus hijos o con amigos. También declaró: “El hincha de Central es el más hincha del mundo y no lo digo porque sea canalla. He visto al equipo perdiendo 3 a 0 en el minuto 40´ del segundo tiempo y la hinchada gritando como si estuviera ganando un mundial. La hinchada siempre estuvo con Central, aún en los peores momentos”.

Los comportamientos, los sentimientos que expresan los seguidores de la música y del fútbol tanto en un teatro como en un estadio, es similar y hasta podemos decir que son  iguales. Es pura pasión lo que demuestra el público y una hinchada. Banderas, cánticos, euforia estén donde estén. Y  del otro lado también, los músicos y los jugadores de fútbol que  sufren, lloran y se alegran por lo que les pasa arriba del escenario y en un partido de fútbol.

A darle play entonces para escuchar y disfrutar de estas canciones que mencionamos, de rock & fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s