Entrevista a Tranki Punki

por Adrián Giorgio

Tranki Punki es una banda cordobesa, integrada solamente por mujeres que además de componer música, tienen un gran compromiso social en la realidad actual. Te las presentamos en esta entrevista exclusiva que Lembra tuvo con ellas.

¿Cómo se formó la banda y a qué se debe el nombre de Tranki Punki?

La banda se formó como se forman todas las grupas de amigas. Algunas nos conocimos en el profesorado de música, otras somos amigas desde el secundario, otras del conservatorio o de la caravana. A todas nos gusta hacer punk, cada una le aporta lo suyo desde su instrumento y su personalidad, entonces ¿qué mejor que hacerlo en manada?

El nombre tiene que ver con la fusión que hacemos. Es un punk que admite cualquier cosa que se nos venga en gana tocar, a veces más fiestero o más balcánico o más hardcore o más ska. Mandamos a volar el mandato de “lo que debería sonar” en una banda de punk, somos relajadas en ese aspecto.

¿Por qué punk balcánico? ¿Y cordobés?

El carácter punk sale de la distorsión de las guitarras, el bajo al frente y la batería. La impronta más cordobesa va de la mano de la percu y del acordeón, que también influye muchísimo junto al violín y la guitarra en los pasajes más balcánicos de la banda. Esa mezcla mete un pogo fiesterazo, 30% punk, 70% fernet.

De todos modos, está bueno contar que los temas que estamos componiendo para nuestro próximo disco, si bien mantienen tintes cuarteteros o gitanos, también juegan con otros estilos.
Fuera de lo musical, decimos punk cordobés porque somos de Córdoba, nos hemos criado y ambientado en la contradicción de la ciudad de las campanas y del Cordobazo, de la Reforma universitaria y del 70 por ciento a Macri. Las Tranki Punki militamos ser una banda de Córdoba, en el sentido de que apostamos a la federalización de los espacios, de la música, de sostener y ampliar la movida cultural local.

¿Qué artistas las influyeron?

Al ser siete trankipunkis tenemos gustos bastante variados, pero Todos Tus Muertos, Las Manos de Filippi, Gogol Bordello, Nirvana, Los Brujos, Actitud Maria Marta, Kumbia Queers, entre otras bandas, llegan a unirnos a todas.

Debido a esta mixtura de géneros, ¿qué sucede con el público que asiste a sus shows?
Se arma un pogo re fiestero, aún en los temas más instrumentales. Cuando el público es nuevo, por ahí al comienzo no entiende qué está pasando, pero al tercer o cuarto tema, ya están agitando, haciendo pogo, bailando. Apuntamos a que la experiencia en vivo sea una descarga eufórica y caravanera.
Y hay de todo, nos encanta poder participar en movidas sociales, como así también en festis de cumbia o de punk. Con la mixtura de géneros lo que sale es eso, un pogo muy zarpado mezclado con baile y birra.

Si tuvieran que definirse en una frase, ¿cuál sería?

Borrachas pero buenas muchachas.

En algunas de sus letras, como por ejemplo Será o Tresdoce, se denuncia una realidad social. ¿Piensan que esto constituye una característica de la banda?
La verdad es que empezamos a componer desde ese lugar sin proponérnoslo. Escupir la realidad como nosotras la registramos, es algo muy intuitivo, nos sale solo.

Puede ser también que exista una cuota de responsabilidad social en la comunicación de ciertas posturas nuestras porque no son una voz individual, sino la voz de muches. Desde el principio, notamos que nuestro público se identifica con esas letras y las canta desde adentro como nosotras. Esa sensación de identificación, de conjunto, de saber que estamos cantando en un escenario lo que muches cantan en las calles, esa catársis colectiva que trasciende el humo de los escenarios, eso es lo verdadero, lo que nos fortalece y nos mantiene en movimiento.

26540610_1882094368487364_1759525340_o

¿Cómo fue su experiencia al participar en las marchas de #Niunamenos?
Las marchas que organiza el colectivo #Niunamenos son súper movilizantes. Los abrazos con tus compañeras, los testimonios de familiares y amigues, pensar en aquelles que ya no están, pensar que algunes estuvieron en una marcha y ya no están en la siguiente, todo eso te cambia, todas esas ausencias te atraviesan y te transforman.
No es empatía nada más, verse reflejada en los ojos de todes lxs que están ocupando la calle en ese momento es, sobre todo, un ejercicio de empoderamiento. El dolor, la rabia y la impotencia se vuelven lucha, de a muchxs. Desde lo que cada unx hace, arriba o abajo de las tablas, lo importante es salir a la calle, ocupar y resistir.

¿Cuáles son sus planes para el futuro?

Vamos a empezar este 2018 haciendo una gira por Uruguay.
A la vuelta nos metemos de lleno con la preproducción del disco que se viene. Estamos componiendo temas nuevos que vienen con mucho más desarrollo de la fusión manija de ritmos y melodías locas que hacemos. También tenemos ganas de sacar más videoclips (en 2017 estrenamos Será en 360 y el video de Tengo) y de seguir girando como hicimos el año que pasó. La idea es poder fortalecer todas esas redes que se fueron tejiendo con bandas de acá de Córdoba, de Mendoza y de Buenos Aires, ampliar un poco más el espectro y seguir viajando.

¿Una anécdota graciosa que les haya pasado en un show?

Una anécdota graciosa fue cuando tocamos en Chile, un pibe que era de otra de las bandas que tocaba, con el que estuvimos compartiendo cervezas y demás. Al bajarnos del escenario después de tocar, se nos acerca con la mejor onda para felicitarnos muy cariñosamente con un “uuuuh estuvo muy bueno, sonaron muy bien a pesar de ser mujeres.” No hay remate.

26613106_1882093575154110_1289130058_o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s