Entrevista a Patricio Chaija

Patricio Chaija (Ciudad del Este, Paraguay, 1982) es escritor y profesor en Letras. Domiciliado en Bahía Blanca se desempeña en escuelas medias. Ha publicado El cazador de mariposas (Ediciones de la Cultura, 2009), El Libro de Fede (Ediciones de la Cultura, 2010), Pili (Simurg, 2010), Nuestra Señora de Hiroshima (Simurg, 2012),  El pueblo de los ritos macabros (2015), La oscuridad que cayó sobre Tornquist (2015), Los señores de Xibalbá (La Otra Gemela, 2016) y Los familiares (La Otra Gemela, 2017). Para editorial Muerde Muertos realizó la compilación de Osario común, Summa de fantasía y horrorcon la presencia de 17 autores que escriben sobre lo macabro como parte esencial de sus obras.

001_K4.jpg

¿Qué opinás del género de terror en la Argentina?

Creo que es un género muy ecléctico, y que rebulle de imaginación. Hay muchos escritores que se acercan a lo macabro. Y también creo que todavía puede dar para más.

¿Creés que se consume más literatura de terror en esta época, que el género se expandió?

Puede ser. Recuerdo cuando era chico y las librerías se veían bombardeadas por novelas de escritores anglosajones de terror. Hoy eso no lo veo, pero se de una gran cantidad de lectores voraces que buscan material para disfrutar.

395215-MLA25171193543_112016-C.jpg¿Qué géneros te gusta leer más?

Todos los géneros me encantan. Pero el misterio, mezclado con lo sobrenatural, es mi favorito.

¿Cuáles son los que evitás?

No evito ninguno. Todos son bienvenidos. Soy omnívoro.

¿A qué libros volvés una y otra vez?

A los de escritores como Peter Straub: Fantasmas, o La tierra de las sombras, por ejemplo. Releo obras de Ramsey Campbell y Clive Barker, prestando atención a lo que las hace funcionar.

Tenés varias novelas escritas a lo largo de los años. ¿Existe una estructura recurrente? ¿Algún plan al que te abocás?

No, trato de no tener plan. Podría decir que mi plan es no tener plan alguno. Creo que, si me sorprendo a mí mismo, entonces es probable que sorprenda al lector.

De los libros que escribiste ¿cuál de ellos es tu favorito o el más significativo?

El cazador de mariposas. Fue el primer texto que publiqué. Es un bello laberinto enfermo.

Siendo docente, ¿influyen los alumnos en la creación de historias y personajes escolares cono ocurre en Pili y en El pueblo de los ritos macabros?

Sí, influyen todas las personas de mi entorno. Cuando escribí El pueblo de los ritos macabros yo era estudiante secundario, así que conté todo de primera mano. En Pili es la visión de un adulto acerca de distintas situaciones áulicas.

¿Cómo aparecen los niños en tus obras?

Aparecen como centrales; a veces son protagonistas, y otras veces son testigos de hechos increíbles.

Los Señores de Xibalbá es una inmensa alegoría, ¿cómo trabajas el proceso de reinventar mitos?

Lo asumo con mucha libertad. Me gusta reinventar antiguas historias y trasladarlas a una trama de misterio.

¿Cómo es vivir pensando en Terror, incluso cuando no estás escribiendo?

Es muy divertido, la mente ya imagina por sí misma… cada cosa con que me cruzo es un germen de una historia intrigante.

A pesar de escribir terror, las dedicatorias de tus libros, los epílogos, y las notas que das a la prensa, dan cuenta de una persona muy sensible. ¿Cómo convive toda esa oscuridad en Patricio Chaija?

Es todo parte de mi imaginación. Es un lindo ejercicio separar lo real de lo ficticio. Espero que nunca se me embrollen los dos mundos. Por lo demás, soy un tipo muy normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s