Los peligros de la adaptación

por Narciso Rossi

El jardín de bronce es la última producción de HBO Latin América. El camino que inició Epitafios (2004/2009) y que siguieron éxitos como Capadocia (2008/2010) y Psi (2014/2015) recorre una obra original, con una historia de mentiras y encubrimientos mafiosos propia del policial negro occidental. Joaquín Furriel es Fabián, un arquitecto de clase media que debe enfrentar la desaparición de una hija desde el primer capítulo. El peso de toda la trama cae sobre un hombre que debe atravesar el dolor más amargo de la vida en una soledad absoluta. Fabián es un hombre ordinario al que le sucede lo extraordinario.

La historia es rápida pero eso no quita que sea abrumadora. Desde el comienzo, los personajes inician una carrera contra el tiempo para encontrar a Moira Danubio, una niña de cuatro años que desaparece junto a su niñera sin dejar rastro. Fabián cree que los dichos de su hija, unos días previos a la desaparición, sobre “el hombre del jardín”, tienen que ver con lo que les está ocurriendo y no con un programa de TV como creía al principio. Si bien las actuaciones (incluso de los actores principales, entre los que se encuentran Daniel Fanego, Julieta Zylbelberg y Gerardo Romano) parecen toscas y sobreactuadas en la mayoría de las escenas, la historia y las locaciones elegidas para la fotografía de la serie hacen que el espectador continúe corriendo con ellos.

El jardín de bronce tiene todo para ganar: una historia atrapante, un misterio por resolver, personajes entrañables como Doberti (Luis Luque) y una ciudad que se convierte en parte de sus atractivos más importantes. Porque si algo se debe valorar, es la inmensidad y el detalle con el que se muestran los ambientes urbanos de la capital federal.

Furriel-tapa.jpg

Compuesta por ocho capítulos de una hora, la miniserie nace como adaptación de la novela homónima de Gustavo Malajovich, quien realizó el guión junto a Marcos Osorio Vidal (Los simuladores, Alma Pirata, Farsantes). El traspaso, por momentos, juega en contra del producto: líneas argumentales que se cruzan y se conectan más allá de lo posible en una historia policial, diálogos que encajan perfectamente a personajes de libros y otros detalles hacen que El jardín de bronce nos deje con un sabor a desprolijidad y descuido.

TOjyJLF.png

Actualmente pueden verse los capítulos completos y de manera gratuita a través de la app HBO GO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s