Desafiar al destino: El príncipe de los puentes

por Adrián Giorgio

En el ingreso a El príncipe de los puentes asoma la basura: papeles de diarios, botellas, madera, zapatillas y otros desperdicios. Una joven con la ropa y el pelo sucios duerme hecha un ovillo en el piso. No abre los ojos cuando los pies pasan a su lado. Tampoco se mueve.

Parece una escena repetida, conocida. Es nuestra primera aproximación a un mundo lejano y cercano a la vez, un mundo que se observa muchísimas a través del cristal de un automóvil o con la distancia que propone el miedo o la desconfianza.

23163626_10214887552331841_85555657_nA medida que el público llega y se acomoda en sus asientos, se observa en el escenario a un grupo de jóvenes en las mismas condiciones, con sus bolsas repletas de latas e inmundicia, compartiendo algún mate o anécdota. Pronto, de la voz de sus personajes, entendemos por qué en el título se mencionan los puentes. Todos ellos están viviendo bajo uno, han caído en desgracia, son excluidos del sistema. Su pasado no importa, la intención no es juzgarlos, sino comprender que también son personas que sienten, que sufren, que quieren.

De eso se trata la obra. De perseguir lo que uno quiere, de no rendirse ante las adversidades que puedan surgir y animarse a creer. En este sentido, se advierte la juventud que prima en el elenco. Subyace una mirada nueva, optimista y enérgica sobre la realidad, la cual pretende sacudir a los conformistas.

El protagonista, Matías, es quien encarna este sueño; pero todos sus compañeros, cartoneros como él, lo seguirán. El vehículo: la música. Es a partir del canto, del baile, del arte que se intentará romper las cadenas de la opresión, de la pobreza, de la soledad, y se buscará un mejor futuro.

Pero por supuesto no les resultará tan sencillo. El malvado en esta historia, la Parca, el mafioso que dirige el grupo de cartoneros, querrá impedírselos ante la amenaza de que su negocio decaiga.

En conclusión, El príncipe de los puentes es un hermoso musical que trata sobre la esperanza, los sueños, el amor y el coraje para desafiar al destino. Para destacar la calidad de los cantantes, las actuaciones de La Parca (Alfio Di Palma) y de Albergue (Fernanda Bertonatti) y los pasajes humorísticos que resultan naturales y frescos.

Sin duda, es una obra para ir a ver y disfrutar y continuar apostando así al teatro joven, que tantas cosas tiene para darnos.

23140390_10214887550571797_821670609_n.jpg

2 Comentarios

  1. Marisa Manoukian

    Muchas Gracias Lembra!!! El Principe de los Puentes es un musical apasionado, desde la inspiracion, desde lo actoral, desde la musica y sus letras, tambien desde lo social y humano. Gracias por el apoyo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s