El Violinista del Amor y los pibes que miraban: resistir cantando

por Martín Riano
con fotos de Ana Harff
Tapa de disco e ilustración de Federico Pazos

El Violinista del Amor y los pibes que miraban acaba de publicar Contra los fantasmas, volumen 2, álbum en el que renuevan su repertorio de lo que denominan “canciones e himnos de revoluciones que no fueron”. Llevan casi un lustro tocando y cantando con un estilo muy particular las trovas que entonaban los partidarios del bando republicano durante la guerra civil española, pero el homenaje no se agota en lo estrictamente musical: también adoptaron para sus presentaciones un vestuario que tiene más que ver con aquella realidad que con la actual.

En este nuevo disco se mantiene el espíritu nostálgico de lucha que se percibía en el primer volumen de Contra los fantasmas (2013), y a la vez la banda abre el juego con algunas novedades: es llamativa la versión del poema de Federico García Lorca “Los reyes de la baraja” cantado por una niña, lo cual le aporta mucha frescura. Está presente también “La hierba de los caminos”, un clásico del cantautor español Chicho Sánchez Ferlosio. Otros puntos altos son “Puente de los franceses”, que resuelve los estribillos con unos coros conmovedores, y “Qué será”, una pegadiza melodía tradicional del siglo XIX que fue tomada como sostén de nuevos versos en la coyuntura de la guerra civil.

Disco

Escuchar hoy las interpretaciones de los históricos himnos antifranquistas produce una sucesión de sentimientos contradictorios, porque las canciones hablan desde un pasado en el que, a juzgar por las letras, no cabían dudas de que el desenlace de la guerra civil sería una victoria republicana, por el coraje de los milicianos retratados y también por la cobardía de los tránsfugas y fascistas. Ese relato emociona, conmueve, transporta. Y por un momento convence. Pero en seguida –o al mismo tiempo– se cae en la cuenta de la terrible derrota, de que Franco ganó y de que el fascismo predominó en Europa durante años y en España durante décadas. De la disputa de aquella época quedan los ideales, la memoria de los mártires y estas canciones libertarias, las cuales –viendo la actualidad política– resuenan con una vigencia asombrosa.

La banda se hace cargo del contenido de sus versos y demuestra en cada presentación que su compromiso social no se agota en la reivindicación de viejas luchas europeas: muchos de sus recitales son en el marco de festivales para juntar fondos para causas políticas. El ejemplo más reciente es el show que dieron a mediados de mayo en una fiesta para ayudar a financiar el viaje de las integrantes de una agrupación feminista al Encuentro Nacional de Mujeres que este año se celebrará en Chaco. Ese recital resultó algo inusual, ya que la banda dio muestras de su versatilidad al adaptar muchas de sus habituales canciones combativas a ritmo de cumbia para un público que quería baile. También adecuaron la letra originalmente antifranquista de “Si me quieres escribir”, dejando en claro en los nuevos versos su postura en contra del gobierno de Cambiemos con crudeza y humor. Un botón de muestra: “Con la cabeza de Bullrich haremos un gran balón / pa’ que juegue el piberío de Lugano y de Morón”.

El cantante y líder de la banda es Nicolás Esperante, quien además es autor de casi todas las canciones del repertorio que no son tomadas de la tradición combativa europea. Se encarga también de la guitarra española, el banjo y el ukelele. El talentoso Nicolás Valdés, satíricamente disfrazado de cura en todos los shows, alterna entre el acordeón y la mandolina. Pablo Maillie, con su barba descontrolada y su gorro ushanka estilo soviético en las noches de frío, es el bajista. Eduardo Renzi es quien se sienta en la batería y –aún en las canciones más exaltadas del repertorio– demuestra que es uno de esos percusionistas que ponderan más la sutileza que el vigor. Desde el álbum más reciente la novedad en la formación es Nicolás Galván, el hombre de los vientos, que toca el saxo y la flauta traversa. Quien vaya a ver un recital de esta banda no puede distraerse de la comunicación gestual entre los músicos: caras, guiños, miradas y expresiones irónicas que le dan un valor agregado a la escena y a algunas de las letras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si bien en casi una década de historia la banda tuvo varias modificaciones en su formación, desde el primer volumen de Contra los fantasmas sostiene una impronta muy característica, tanto en lo musical como en lo estético, que resulta en una mejora notable. En la etapa actual, la intensidad en sus canciones la ganan a fuerza de incrementar el tempo de los estribillos hasta el paroxismo, sobre todo en las versiones en vivo (“Bella ciao” del primer volumen de Contra los fantasmas y “Bandiera Rossa” del segundo son buenos ejemplos). No se puede encasillar a El Violinista del Amor y los pibes que miraban en un género o estilo único porque se mueve entre varios con mucha comodidad: en sus discos recientes se pueden encontrar desde baladas hasta cumbia; desde tarantelas hasta la experimentación de ritmos balcánicos; pasando por una infinidad de géneros tradicionales españoles, siempre amparados en el sonido distintivo que le da la conjunción de instrumentos algo atípicos para la escena porteña.

Contra los fantasmas, volumen 2 se puede escuchar gratuitamente desde la plataforma Bandcamp y también en Spotify, al igual que el resto de sus discos. Además de los dos álbumes de canciones revolucionarias se recomienda el impecable El ruido y la culpa (2015), íntegramente compuesto por temas propios. Para conocer las fechas de los próximos recitales se los puede seguir en Facebook, donde además de brindar esa información suelen arrancar algunas risas con publicaciones delirantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: